minientrada La carnitina como suplemento deportivo ¿sirve para algo?

carnitinaLa carnitina, y en concreto la L – carnitina o levocarnitina es una sustancia amina cuaternaria que se sintetiza en el hígado y el riñón a partir de la lisina, la metionina, el hierro y las vitaminas C, B₃ y B₆. La principal fuente de carnitina viene de las carnes rojas aunque lo podamos encontrar también en carnes blancas, pescados y lácteos pero no así en vegetales.
Su función principal consiste en el transporte de ácidos grasos al interior de la mitocondria (orgánulo celular) con el fin de utilizarlos como fuente de energía (betaoxidación). Cuando se da un déficit de carnitina, lo cual muy extraño, nos encontramos efectos como:
– Falta de energía
– Acumulación del tejido adiposo
– Miopatía (rara vez)
El déficit de carnitina puede ser debido a defectos congénitos, mala absorción, problemas hepáticos o al consumo de ciertos medicamentos.
La carnitina como producto ergogénico.
La carnitina es uno de los productos estrella de los gimnasios, no en vano te ponen unas imágenes en los recipientes como para dejar de confiar, todo ello unido a promesas y más promesas. Los supuestos beneficios que se le atribuyen son la pérdida de grasa corporal y la mejora del rendimiento aeróbico. Es evidente que el beneficio económico no entra dentro de estos beneficios ergogénicos.
Como todo producto ergogénico, este se basa en que el aumento del mismo deriva en una mayor oxidación de lípidos que ahorraran el glucógeno muscular, aumentando el tiempo de esfuerzo aeróbico y, en definitiva, del rendimiento aeróbico. Pues bien, hasta ahora, la mayoría de estudios (por ejemplo: “uso o abuso” o este de Heinonen) no han demostrado que la ingesta de carnitina en humanos mejore ni la capacidad aeróbica ni la pérdida de peso. No existe retraso de la fatiga ni un menor uso de glucógeno.
Pero recientemente se ha publicado un estudio a largo plazo (en concreto de seis meses) que parece demostrar que el uso continuado de carnitina aumenta sus niveles y el rendimiento final. La diferencia con el resto es que es un estudio a largo plazo. Es evidente que se deberán hacer más estudios de ese tipo puesto que a tan largo plazo puede haber variables que afecten el resultado final.
Otro beneficio que se le ha encontrado y que no se vende como tal en los productos dietéticos es que puede disminuir el daño muscular y el estrés oxidativo. Este estudio, realizado a lo largo de dos semanas parece corroborarlo.
Finalmente, cabe señalar que un estudio relaciona el consumo de carne roja y, en concreto, de carnitina como promotor de la aparición de aterosclerosis. Según señala el estudio, el consumo de L – carnitina por la flora bacteriana genera un compuesto denominado trimetilamina-N-óxido (TMAO) que está relacionado con la aterogénesis. Los veganos / vegetarianos producen menos TMAO que las personas omnívoras pero también metabolizan peor la carnitina.
¿Merece la pena el consumo extra de carnitina?
Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta que la gran mayoría de estudios no le conceden ningún beneficio deportivo, considero una pérdida de dinero el uso de esta sustancia. La dieta proporciona cantidades más que suficientes de la misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s