minientrada El entrenamiento intermitente. Una gran manera de mejorar la velocidad aeróbica máxima (VAM).

El entrenamiento intermitente es un sistema fraccionado del entrenamiento de resistencia y viene a ser una variante del sistema interválico. Cuando nos referimos a sistemas fraccionados (por otro lado están los continuos) nos referimos a una sucesión de intervalos de alta intensidad con otros de baja intensidad. La intensidad de los intervalos así como su duración y volumen marcarán el objetivo del sistema de entrenamiento.
Pero en esta ocasión nos vamos a centrar en el entrenamiento intermitente. El entrenamiento intermitente se basa en una amplia sucesión de repeticiones cortas a VAM (velocidad a la que se alcanza el VO2max) seguidas de pausas dinámicas e incompletas de igual duración o aproximada. Realmente es un trabajo continuo ya que no se para en ningún momento pero sus cambios de ritmo son constantes.

La aplicación es muy amplia y vale para cualquier deporte cíclico (ciclismo, carrera, esquí,…) pero además:

  1. como resistencia de base en deportes de equipo.
  2. como resistencia específica en deportes de medio fondo y fondo.
  3. como vía de la mejora de la potencia aeróbica en deportes de gran fondo.
  4. como resistencia de base en deportes cíclicos de velocidad.

¿Cómo funciona este sistema?

La gracia de este método es que se trabaja a ritmo de VAM sin una alta producción de lactato debido a la corta duración del intervalo. Los descansos son incompletos, ya que se debe acelerar nuevamente una vez la Fc baja de 10-20 ppm o tras una pausa igual al intervalo y sin parar de correr (ritmo entre umbrales). Este sistema aumenta los niveles de mioglobina muscular limitando la producción de lactato y favoreciendo la transferencia de oxígeno a las mitocondrias. Si te fijas bien, un sistema interválico clásico requiere de mayores tiempos de pausa causados por los mayores picos de intensidad alcanzados. Es pues un sistema más homogéneo. Un trabajo continuo a alta intensidad.

Algunos ejemplos del método:
El entrenamiento más típico sería el siguiente:entrenenamiento intermitenteNo obstante se pueden hacer variaciones del estilo. Otros ejemplos serían:

entrenenamiento intermitente 2

Beneficios:
– Mejora de la VAM y de la potencia aeróbica.
– Mejora del tiempo a VAM.
– Profundas adaptaciones cardiológicas. Cavidad durante la recuperación, hipertrofia muscular durante el intervalo de trabajo.
Mayor pérdida de grasa y mejora de la resistencia a la insulina.
– Gran aplicación como resistencia de base en deportes acíclicos de equipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s